Apex Legends era el elegido para destronar a Fortnite: el día del lanzamiento vino casi de la nada y rompió todas las expectativas. Diez millones de usuarios en 72 horas, 25 millones en una semana. Records de audiencia en twitch lo postulaban como el juego que ganaría la carrera de la popularidad en el canal de streaming, y que tomaría la escena de los esports por las astas como el próximo gran título, sacudiendo imperios ya asentados como League of Legends. Un especatcular lanzamiento. Luego, la caída. Y ahora, vuelve a crecer.

Tras unas tibias primera y segunda temporada, con pocas novedades en cuanto a campeones, jugabilidad, mapa y especialmente recompensas por los pases de temporada y un sistema definido para competir en solo queue o duos que se hizo esperar demasiado, los números de Apex comenzaron a bajar drásticamente. El juego, a pesar de haber sido dado por muerto en varios canales de YouTube por jugadores enojados, siguió teniendo una muy buena base de jugadores.

¿Qué es Apex?
Apex es un juego Battle Royale por equipos de tres jugadores en donde cada uno elige uno de los personajes disponibles, que tienen habilidades únicas y una especial (ultimate). El desafío es escapar a la zona que se va cerrando sobre un punto aleatorio del mapa, y ser el último en pie de entre 20 equipos. Las armas se obtienen mediante el looting en puntos aleatorios del mapa. Lo que distingue a Apex dentro del género es la vertiginosa velocidad con la que se juega, el abanico de campeones con habilidades únicas, el sistema de optimización de las armas y el sistema de comunicación más sofisticado para un juego destinado a ser un multiplayer por equipos

La escena profesional de Apex

Durante la tercera temporada, y en su punto más bajo de espectadores en línea y de jugadores mensuales, Apex lanzó la Apex Global Series. Ya había estado experimentando, durante la cresta de la ola, una serie de eventos invitacionales como el T1 Invitational en Corea o torneos de streamers como Twitch Rivals. La escena profesional estaba potencialmente presente desde su lanzamiento, dadas las claras características dinámicas y competitivas del juego.

Las Global Series se plantearon de una manera similar a las que cimentó Overwatch cuando se lanzó como esports. Una serie de torneos a los que cualquiera podía anotarse dentro del juego para sumar puntos. Cuantos más puntos, más posibilidades de clasificar a los eventos de aspirante o la llamada Challenger Series. Ganar esta división permitía clasificar a la Premier, o ligas de primera. En esta instancia, jugada por regiones (Norteamérica, Europa, etc.) ya se encontraban equipos profesionales como G2, Cloud9 o Gen.G anunciaron equipos profesionales a pocas semanas del lanzamiento. Finalmente, el Major Global Series es el torneo donde los mejores equipos se enfrentan por el título de campeón mundial por un millón de dólares en premios.

Demorado por la pandemia el Major aún está por jugarse . Mientras tanto, los campeonatos regionales se siguen jugando y hay varios equipos argentinos participando por una plaza en el Winter Circuit actual como Los Reyes Gorreados, Dynamics o Insomnia. Lo que implica que el primer gran torneo de Apex Legends todavía no tuvo lugar como para saber cual es la vara del ambiente competitivo. Y cuando nos referimos que el juego presentó la Global Series en el momento más bajo de jugadores y espectadores, no se debe subestimar una base de jugadores de entre 8 y 13 millones de personas jugando en ese momento. (gamstats, escharts.com)

Apex vuelve a crecer

Como siempre, los rumores y los videos de opinión en canales de YouTube no deberían tomarse tan a pecho, sobre todo sin fuentes de confianza. En estos últimos tiempos Apex parece tener un más bien lento, pero constante crecimiento de jugadores en plataformas como Steam  o PlayStation 4  Desde EA han confirmado que el juego ha sido uno de los mayores ingresos del último cuatrimestre del año y que continúa en crecimiento. Ahora con el lanzamiento de la octava temporada, el cross-play habilitado y un inminente lanzamiento para Nintendo Switch parece que la gente está volviendo al frenético juego de Respawn.

En resumidas cuentas, Apex no está muerto ni mucho menos. Tiene una saludable base de jugadores que hacen que las partidas se encuentren con facilidad, un buen sistema de ranking para los jugadores más competitivos y una audiencia bastante fiel y para nada desdeñable. Claramente, Apex no pudo sostener el momentum explosivo de su lanzamiento, cuando era no sólo una novedad como videojuego, sino que traía una bocanada de aire fresco al entonces imperio de Fortnite como cabecera de los Battle Royale.

Aún más. Si bien las Global Series regionales ya se están jugando, y los streamings competitvos no resuenan mucho en el mundo de las competiciones de esports, aún no hemos visto lo mejor que tiene para ofrecer. La oportunidad que ofrecen las Major Global Series puede ser el empujón que necesita Apex para volver a ponerse a la cabeza de los juegos más jugados, y de los esports más populares.

Por Iván Darío Niello

Comunicador social. Hincha de los buenos jugadores. No paso de platino en ninguna liga, pero disfruta mirarlas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *